domingo, 2 de noviembre de 2008

instantes

Y ver que la vida es caótica. Que los extremos opuestos se unen en el infinito.
Saber que el caos es tan frágil, y tan fuerte al mismo tiempo.
Que se puede ser sin estar y estar sin ser…
Quien busca encuentra, quien persigue simplemente, alcanza.
Porque es ley de vida, recorrer caminos no pisados.
Dejando con cada paso la historia de una vida.
NUESTRA HISTORIA

lunes, 22 de septiembre de 2008

Je recherche...---...busco

Je crois t'avoir vu le long d'un trottoir, même qu'il pleuvait des cordes
Creo haberte visto en una acera, lloviendo a mares
Mais je crois t'avoir vu en bas d'un immeuble boulevard de Vérone
Pero creo haberte visto al lado de un edificio , avenida Verone
Je pensais t'avoir vu un beau jour de Juin où l'on marché tout comme
Pensé haberte visto un bonito dia de junio, en el cual paseabamos como
Comme deux amants perdus qui n'ont peur de rien puisqu'ils croient encore
Como dos amantes perdidos sin miedo a nada, porque todavía creen.

Mais je crois t'avoir vu le long d'un trottoir, tu étais ivre mort
Pero creo haberte visto en una acera, borracho perdido
J'ai pensé n'avoir plus à lever la tête et à soulever ton corps
Pensé en que solo tendria que alzar tu cabeza y recoger tu cuerpo
J'espérait t'avoir cru quand tu disais qu'un jour on fuirait vers le nord
Esperaba haberte creido cuando me decias que un dia huirimaos hacia el norte
Comme deux amants perdus qui n'ont peur de rien puisqu'ils croient encore
Como dos amantes perdidos sin miedo a nada, porque todavia creen.

Mais c'était juste une ombre
Pero ero sólo una sombra
C'était juste une silhouette qui ressemble à toi
Era solo una silueta que se parecía a ti
C'était juste une ombre
Era solo una sombra
Je recherche quiquonque te ressemblera
Busco, cualquiera se parecerá ti

C'était juste une ombre
C'était juste une silhouette qui ressemble à toi
C'était juste une ombre
Je recherche quiquonque te remplacera
Busco, cualquiera te remplazará

Je crois t'avoir vu, tu embrassais un homme au milieu d'un arène
Creo haberte visto, besabas a un hombre en medio de la arena
Je crois que t'as confondu, était elle blonde ou brune ? La trouvais tu mignonne ?
Creo que te has confundido, era rubia o morena ? Te parecía guapa ?
Mais je crois t'avoir vu croisant son regard la main sur son épaule
Pero creo haberte visto cruzando su mirada, tu mano en su hombro
Je crois que t’as confondus c’est pas la première fois que ton cerveau déconne
Creo q te has confundido, no es la primera vez que tu cerebro se raya.

Mais c'était juste une ombre
C'était juste une silhouette qui ressemble à toi
C'était juste une ombre
Je recherche quiconque te ressemblera

C'était juste une ombre
C'était juste une silhouette qui ressemble à toi
C'était juste une ombre
Je recherche quiconque te remplacera

viernes, 5 de septiembre de 2008

Je recherche ... courrir

video

Y correr por las calles vacías, hacia el infinito, sorteando la gente, los charcos, las farolas…
Soñar con el horizonte, tocar la velocidad.

Correr, sentir el aire entre la ropa, entre los rizos, caricias en el pelo, en el cuello, en la cintura…
Correr lejos, más lejos, escapar, llegar.

Escapando de las sombras, de las luces de colores, de las miradas que se clavan como el aire frío, que te agotan como los rayos del sol arañando la piel.

Sudor frío, cálido, sombras, silencio, ruido, humos, niebla y bochorno… campanadas de un reloj que permanece impasible al paso del tiempo.

Correr, pasos resonando entre el tumulto, entre los muros de la calle compañía.
La rana que me mira, el astronauta que sonríe. La vía que dirige mis zancadas…
Libreros, la catedral….
Gente, extraños… obstáculos.

Buscando, perdiéndome, abismo, dulzura.

Amor y fuerza. Cansancio y poder

De ida, de vuelta, nuevo lugar y mismo destino.

Otra vez aquí, cambiante, autentica, escondida, arrogante.

Como siempre y como nunca. Locura y cordura, mezcla agridulce.

Cardo borriqueros y lagartijas. Sol y rocas. Sombras y siluetas.

Correr lejos, más lejos, escapar, llegar…
..al fin del mundo al horizonte… para encontrarme, para encontrarte, para encontrarnos o perdernos.

Toi, moi…juste nous…

Y correr por las calles vacías, hacia el infinito…
Soñar con el horizonte, tocar la velocidad.

Simplemente correr.

Sabiendo que el destino nos pertenece a cada segundo...

y es que me quitaron el video,y la canción realmente merece la pena... LAS

lunes, 28 de julio de 2008

La mer du nord...desvarios después de un día de playa...

Hoy se que la belleza esta en los ojos del que mira.

Que cada uno vive su vida como quiere vivirla, solo que a veces quiere mal.

Que la única competición válida es aquella cuya meta es mejorar cada día.

Que la experiencia no se mide por el número de ciudades visitadas.

Que la felicidad siempre esta en el fondo… de una bola de helado, de un vaso de cerveza belga…en el fondo de tu mirada cuando tus ojos sonríen a los míos.

Hoy, me doy cuenta que la sabiduría no se guarda en libros. Que la eternidad nunca dará tiempo a leerlos todos.

La felicidad no es directamente proporcional al número de amigos que se tiene, si no a las sonrisas que sabes arrancar de cada uno de ellos cada día.

Estando cerca o lejos, la distancia son los latidos que te separan de una persona, de una ciudad y de un abrazo.

Que el cielo es más azul en España. Que el sol siempre brilla mejor cuando no estas vacío en tu interior.

Hoy sé, que debería disfrutar de cada momento, esforzándome al máximo para conseguir el mayor objetivo de todos: no defraudar a los que piensan en mí.

Hoy sé que no podría congelar el tiempo en un solo instante y vivir eternamente en una bola de cristal.

Que uno no se puede esconder siempre entre las rocas eternamente o morirá de frío y oscuridad.

Que el reto es afrontar con fuerza los pequeños o grandes obstáculos de cada día.

Porque el gran secreto es simplemente ser un sol andante, intentando repartir alegría allá por donde vayamos… pero a veces nos olvidamos de ello.

lunes, 30 de junio de 2008

Verano al sol.... última luna

Esta noche la luna sonríe sincera y franca.

Como la nieve de blanca.

Se asoma por mi ventana

A sabiendas de que me voy a la cama

Me desea dulces sueños y se despide hasta mañana.

Es feliz.

El árbol que crece junto a mi ventana le hace cosquillas.

Jugando al escondite entre las ramas,

se olvida de las noches sin estrellas

al borde de la niebla.

Hoy, resplandece tenuemente, con luz brillante y nítida.

Sonríe, sonríe, sonríe…

Como si su felicidad fuera eterna…

Esta noche, la luna sonríe, sonríe, sonríe…

Y con un beso de rayos de plata

Se acurruca entre la brisa

Se arropa con las ramas

Y espera junto a las estrellas

El amanecer del mañana.

Y no hay foto de la sonrisa, porque la felicidad escapa del momento, porque el momento sólo se graba en la mente, porque la mente sabe que no hay mejor foto que la se capta concientemente en la película del inconsciente.

Porque es cuarto creciente, quesito resplandeciente.

Y con este texto las lagartijas se despiden hasta la estación de las hojas secas en el país de la lluvia. Ubicadas sobre su roca guardarán toda la energía que incida sobre ellas. Porque ha llegado su época, la época de los rayos perpendiculares, la época dorada, la época donde todo es felicidad, donde cada longitud de onda es un regalo a disfrutar al sol.

Donde podrán volver a su roca originaria, para prometer volver al año siguiente, para desear que todo siga igual, en su sitio… hogar dulce hogar… ya queda menos…

De todas formas, ya sabéis donde encontrarlas…

lunes, 23 de junio de 2008

Retales


Y con tu compañía cada ola es diferente, cada burbuja que baila en la espuma provoca una sonrisa mezclada con granos de arena. Cálidos y dorados como tu piel, abrasivos como tu carácter. El sol brilla desde el agua formando brillos y destellos que juegan con tus rizos compitiendo con el viento. Las huellas sobre la arena se desvanecen en una breve brisa salina como terrones de azúcar en el café con leche.

No quiero pensar más, no quiero recordar, que ese momento nunca existió, que ese momento nunca existirá. Que tu compañía es un presente del que no puedo disfrutar.

martes, 17 de junio de 2008

Historia de luna (3/3)


----:”:”:”:”:ÉL:”:”:”:”----
Apareció, sigiloso y fuerte. Con paso seguro y firme. En el mismo instante que mis ojos se fijaron es su pelaje me di cuenta que él era el rey de la noche, y la luna su reina. El mismo color de la luna se presentaba aun más majestuoso a ras del horizonte. Cualquiera podría pensar que la luna, cansada del cielo había tomado la perfecta forma de un lobo…
Pero no.
Y era evidente lo que ocurría: él velaría las noches de luna nueva, cuidando de las estrellas y aullando a su amada. El la estaría esperando cada atardecer y la arroparía de rocío al aparecer el primer rayo de sol, para perfumar su piel con el aroma de azahar. La acompañaría al compás de las estrellas desde el este hasta el oeste, norte a sur vagaría en su búsqueda. Y la tierra y el cielo se unían con flechas de filos verdes y brillantes. Ella princesa enredada en las ramas de los bosques, él rey de las raíces que sostenían el imperio estelar.

Una ilustración sisada de Internet
----:”:”:”:”:FIN:”:”:”:”----
Y calló la noche, dando paso al concierto sordo de ruidos nocturnos. El sol cumplía con su cometido al otro lado del mundo, la luna dormía placidamente sabiendo que finalmente era feliz, el lobo rodaba los bosques, vigilando que los árboles no perturbaran el sueño de su amada…
Y yo, volvía a mi casa y pensaba como siempre: el amor es una quimera como otra cualquiera….a veces con efectos positivos y otras con efectos negativos…pero en los cuentos queda bien, quizás porque realmente es un cuento.

lunes, 9 de junio de 2008

Historia de luna (2/3)

Una ventana en la imaginación….


----:”:”:”:”:LA LUNA:”:”:”:”----

Blanca, blanca como la nieve. Hoy relucía serena, altiva, coqueta y presumida. Hoy se alzaba en lo alto del cielo, sus mejillas no se sonrojaban al ver a su amado… porque aquella noche la luna decidió que no le amaba. Que la distancia era abismo, que los amaneceres y atardeceres no bastaban para llenar su corazón más que de desdicha en las noches oscuras y frías de invierno. De soledad en las cálidas noches de verano, cuando su reflejo se percibía nítido en las olas del mar, en las tranquilas superficies de los lagos, era bella y su belleza no encontraba una mirada que la apreciara. Sola, miraba sin quererlo la felicidad de los otros, y se sentía aun más sola, aun más fría. Ya no más… era definitivo. Ya no necesitaría la luz del sol para brillar. A partir de ahora brillaría con su propio brillo, el brillo que recogería de las estrellas de los destellos de las gotas de rocío en los amaneceres.

Ya no esperaría al amanecer deseando que no fuera demasiado pronto. Ya no se apresuraría hacia el atardecer, dejando a un lado el suave perfume de sus sábanas de nube.

----:”:”:”:”:SOLEDAD:”:”:”:”----

Las negras urracas resonaban con sus graves graznidos en la humedad hueca de la temprana noche, que llegaba silenciosa. Los pájaros se cantaban canciones de cuna para dormir enredados en los cabellos de los árboles….

Y los pensamientos agolparon mi cabeza… qué hará la frágil luna sola en la noche. Quizás en el fondo sea mejor así. Quizás será más feliz en su escudo de plata, quizás el tiempo la lleve al olvido… olvidará los buenos momentos, olvidará los ratos de espera….la desazón de la ausencia…los momentos jamás compartidos…

Olvidé mi cansancio, olvidé mis latidos acompasados con los latidos de la madera.

Olvidé lo más obvio, olvidé que su corazón brillaba por alguna razón, olvidé que la serenidad de la luna tenía su motivo sobre la tierra oscura, sobre las piedras palpitantes, entre los árboles que soñaban con su pijama de rayas, a sabiendas que alguien los vigilaba, a sabiendas de que su señor les guardaba.

lunes, 2 de junio de 2008

Historia de luna(1/3)

Ciertos momentos no pueden captarse más que con la memoria, para los cortos de imaginación una traza de cielo para adornar el texto…

----”:”:”:”:INTRO:”:”:”:”---

Y mi corazón latía entre 160 y 180 pulsaciones por minuto aproximadamente. El caudal bombeado era una magnitud difícil de determinar. Mi respiración ahogaba los sonidos del bosquecillo y la pendiente de la cuesta que trataba de subir, provocaba en mi ascenso un descenso de la frecuencia de mis zancadas.

Aquella tarde nada me hacía presagiar el evento que a mí alrededor se producía, como una fuga en una cañería de un pueblo deshabitado, como un secreto a gritos que nadie quería escuchar

----:’;’;’;’EL SOL:”:”:”:”---

Al oeste el sol se prestaba pronto al amanecer del otro lado del mundo. Su cara del color de una naranja recién cortada, pulpa jugosa de la que emanaban lágrimas de zumo amargo y dulce. ¿Por qué? Sus rayos se alargaban hacia el horizonte intentando abarcarlo todo, como si quisiera recoger las moléculas de aire y llevárselas al otro lado. Rojo, naranja, rojo… pasión, furia, decepción, impotencia… no lograba calentar el aire que se tornaba frío y húmedo al respirarlo. Sus ánimos rozaban la tierra mojada, y gritaban en silencio sin saber qué decir.

Como un niño que intenta guardar en sus manos el chorro de una fuente helada, sus rayos se agotaban, flaqueaban las fuerzas, solo quedaba el brillo, el color…un color vivo y tan triste al mismo tiempo… escalofríos arañaban la líneas desdibujadas por la neblina.

Miré al otro lado…nada… y sin embargo todo estuvo claro al alzar mi mirada hacia las ramas de los árboles, que ya se habían puesto su pijama y se preparaban a dormir.

martes, 27 de mayo de 2008

Cuento de luna (3/3)

Sigilosos vuelve a tierra y va con su regalo a ver a la quesera.

Al salir la luna del saco de seda, se ríe la quesera…

- Luna risueña, vuelve al cielo. Si tu luz no ilumina las noches los caminantes se perderán…

Pero cual fue la sorpresa de la quesera al mirar al cielo y ver una segunda luna… observó fijamente y esta vez si, rió a carcajadas:

- ¡Ese es mi queso! ¿Que pasará si al trascurrir de las noches la luna no mengua?

-Tranquila - dijo la luna- las estrellas adoran el queso y comerán, comerán para que no se note la diferencia.

- ¿Y qué pasará cuando sea el momento del cuarto creciente?

- Subiré de visita a ver a mis estrellas, esponjar a mis nubes, aullar con mis lobos y asustar bandidos… y daré el cambiazo con otro queso si decido volver al lago.

Y así fue como la luna consiguió poder tener vacaciones de vez en cuando… así cuando miréis al cielo no sabréis si estáis viendo un queso o la luna…

Y…¿Qué pasó, qué pasó con la quesera y el príncipe?

Lunas y quesos a parte… solo ellos conocieron el final de la historia. Simplemente pienso que todo salió bien (juntos o por separado ambos fueron felices).

Solo se con certeza que la luna sonríe cada vez que sube a charlar con las estrellas y guiña el ojo al mirar hacia la quesería.

Buenas noches pequeños quesitos…

martes, 20 de mayo de 2008

Cuento de luna (2/3)

La siguiente noche de luna llena, el príncipe se acerca al horizonte, cuando ve que la luna amanece entre el monte. El valeroso caballero comienza a trepar por las ramas de los árboles. Después, se aferra a las nubes y brincando, brincando, escala por los destellos de las estrellas.

Y una vez llegado a la altura de la luna, se dirige en éstos términos a la misma:

- ¿Qué será luna quesera si te rapto y te llevo a mi casa? De noche alumbrarás los bosques y de día descansarás en las aguas cristalinas de un lago transparente de reflejos multicolores.

- ¿Qué será qué será?…las estrellas llorarán mi ausencia, los lobos aullarán a mi sombra, la oscuridad reinará la noche, vándalos acamparán entre las nubes…

-Te prometo, luna, que nada pasará si cuando yo cuente 3 en este saco de seda saltas. Además si no estas a gusto siempre podrás volver, yo mismo te traeré de igual manera que vine a buscarte.

Y la luna dudó…y decidió que un cambio de cielo no le vendría mal, se lo tomaría como unas vacaciones, y el caballero parece sincero y de buen corazón.

- 1… 2… ¡3!

Y cual ladrón de guante blanco el príncipe colocó el gran queso redondo en el lugar de la luna.

martes, 13 de mayo de 2008

Cuento de luna (1/3)


Érase quesera, una vez, que hacía quesos. De cabra, de oveja, de vaca, de leche de amapolas y diente de león. Érase quesera, una vez, que los hacía redondos, cuadrados, triangulares y tetragonales.

Érase quesera, que quesos hacía, que quesos comía. Y en un día de gran inspiración con la mejor leche y la mejor cuajada, hizo un queso cual luna llena. Grande, redondo, tan blanco y resplandeciente que expuesto al sol cegaba la mirada de aquel que lo miraba.

Érase, que se era una vez, un príncipe que pasaba por un bosque cercano a la pequeña quesería. Atraído por el inconfundible aroma decidió comprar un queso a la simpática quesera. Y de buenos que estaban los quesos y buena que era la casera y viceversa, habló así el buen caballero:

- ¿Qué será quesera, si te pido en matrimonio?

- Qué será, qué será…pronto la adivinarás, si me aportas la luna como regalo de bodas.

Ay, ay, pesaroso el príncipe se queda, mas decidido pide a cambio otro regalo de bodas por adelantado: el gran queso blanco resplandeciente (Sí, como el anuncio del detergente)

Acepta la quesera de muy buen grado, quien hace un queso hace cientos y luna solo hay una.

martes, 6 de mayo de 2008

Vuelta a la realidad




Y tras este paréntesis de felicidad de fantasía y piruleta hay que volver a la realidad del día a día, noche a noche, de primavera a verano sin saltarse el invierno…

No es malo, simplemente diferente, nuestros caminos se distancian un poco, lo justo para saber apreciar las marcas de las huellas que avanzaban acompasadas, lo justo, para seguir caminando a la espera de que la siguiente curva nos vuelva a juntar.

La felicidad va en uno mismo y es cuando la compartes que se hace mas grande, cuando sabes que no puedes defraudar la confianza de los otros el momento de hacerse mas grande y crecer.

Hoy la inspiración está ausente, llega el momento de guardar como un tesoro los momentos vividos y afrontar la realidad, simplemente intentado guardando un segundo de cada día para volver mentalmente a nuestro mundo de piruleta y fantasía. A otros en cambio les tocó hacer la maleta…

Y para terminar solo quiero robar unas risas, unas carcajadas y un abrazo imaginario…

Sabed que la felicidad es como una lagartija… siempre al sol… siempre en el mismo lugar…solo hay que saber encontrarla.

lunes, 21 de abril de 2008

Dicen q la distancia es el olvido (lagartija al sol--bonus track---)



Dicen que la distancia es el olvido…

- - Entonces tendré que irme más lejos.

- Más lejos ¿donde?

- No lo sé, al infinito quizás, donde haga falta.

- ¿Y crees que el infinito será suficiente?

- Tendré que averiguarlo.

- ¿Volverás?

- Solo cuando encuentre lo que busco.

- En ese caso concédeme un deseo: un último abrazo infinito.

Vidas ajenas....(la sombra de la lagartija)

Nuevamente busco algo que no encuentro apaciguando mi falsa ociosidad. Otra tarde más percibiendo que el universo se divide en macro-universos paralelos cruzados, en circunferencias elípticas de ovoides cuadrados. El simple hecho de escribir por la armonía de la frase, aun careciendo de sentido, creando la duda. Gente que escribe sus vidas, copias intangibles de otras vidas en otros mundos en otros momentos del espacio en cuatro dimensiones. Y cada uno en su macro universo tratando de vivir, de convivir, de sobrevivir. Entretenimiento vario. No encuentro lo que busco porque quizás lo que busco no existe, aunque quizás la búsqueda no tiene más motivo que escapar de mi realidad.

Fotos preparadas, retocadas, posee artificiales, mentiras disfrazadas…y la realidad se pega a la piel y te hace ver que no serás nunca así para bien o para mal la vida que has elegido es única. La sociedad en masa se torna estúpida, parasito destinado al canibalismo. Sólo la minoría alberga sin saberlo la esperanza del renacimiento.

Texto oscuro, sacado quizás de la sombra de la lagartija, sacado de la oscuridad de un agujero sombrío donde nunca llegó el sol… no importa… una vez fuera está destinado a caldearse al sol…

Y para las ánimas que me leen, las emplazo algunas líneas mas arriba…con miel todo es algo más dulce.

lunes, 14 de abril de 2008

>-----((`´))-->>> Caperucita azul

Salió a correr, música a tope, para no poder pensar en nada, para no poder escuchar su cansancio. Pajarillos de fondo, una garza y un ciervo. Y la tarde se pasa como en un cuento, como en un sueño. Pequeña caperucita azul corretea por el bosque, sintiéndose libre, sintiéndose fuerte, encontrando por un segundo su propio yo, hasta el próximo día.










El lobo la esperaba, fuera del bosque, cada día acechaba, no trataba siquiera de esconderse, no importa, caperucita tiene sus trucos, aparente niña ingenua en un mundo de fantasía guarda sus ases bajo la manga.

Se comerá al lobo con patatas, acompañado de cerveza. A falta de una, cuatro patas de conejo avalan su suerte. No hay prisa, no es cuestión de indigestarse y muy en el fondo, caperucita disfruta de cada trampa colocada, al fin y al cabo, el mundo esta lleno de lobos. Y más vale lobo conocido…

Y da igual, siempre podrá prescindir de su presencia, por unos momentos al día; volviendo al bosque, al bosque de los sueños.

sábado, 12 de abril de 2008

Atardecer en Amsterdam.


Es estúpido darse cuenta que los momentos que más se echan de menos, son aquellos que no hemos compartido.

lunes, 7 de abril de 2008

Como dos gotas de agua

Era una noche fría. Por encima de sus cabezas, las estrellas clavaban sus destellos en sus pupilas, dando a las miradas un brillo especial. Eran muchos. Una gran fiesta de sábado. La multitud bailaba al ritmo de las vibraciones. Pero el frío se hacia intenso. Tanto, que inevitablemente sus cuerpos se rozaron. Una casualidad, quizás el destino quiso que esa noche fuera diferente. Se miraron, el reflejo de sus miradas respondió a la pregunta retórica que flotaba en el aire. Y sin desperdiciar ni un segundo se unieron en un beso, tan húmedo y cálido, que les trasportó a las selvas tropicales más inauditas e inexploradas.

La atracción les llevó sin darse cuenta al borde de un precipicio, podían sentir tacto del abismo, suave y gélido al mismo tiempo. Escalofríos recorrieron sus cuerpos, pero la atracción fue más fuerte que su sentido común, ávidos de aventuras se lanzaron al vacío sin miedo, ignorando lo que les esperaría al final.

Y fue así como comenzó, una carrera de adrenalina y locura hacia un cielo sin luna.

Las sensaciones fueron aumentando, sus cuerpos entrelazados, no se distinguían apenas en una masa húmeda y agitada. El sumatorio de sus dudas se tornó en el una exaltación de sus sentimientos. Ya nada les conseguiría separar. Se juraron seguir unidos toda la vida. Que esa vez decían la verdad. Felices ignorantes. Su historia era idéntica al resto de historias que se repetían en un bucle a lo largo de esa noche, y de tantas otras noches. Historias que ellos mismo habían vivido no mucho tiempo atrás. Pero el olvido es el tiempo y el tiempo fugaz.

Se sintieron especiales, aun siendo copias reemplazables, despreciables entre la multitud. Su historia terminaría como tantas otras, de la misma manera trágica. ¿Por qué hacerse promesas destinadas a romperse?

La noche se fue. El final llegó, cogiéndoles desprevenidos y, por sorpresa quebró su disfraz de felicidad. Los rayos del sol iluminaron sus cuerpos rotos y desnudos, separados hasta la próxima vez, separados hasta nunca. Abatidos, despertaron de su sueño fugaz. Quizás fue una casualidad y no el destino, después de todo no fue mucho más diferente de las historias anteriores, de otras noches de pasión…

Se fueron, cada uno por su lado, la calle les separaba y eligieron caminos diferentes. El uno decidió explorar nuevos antros, el otro volvería a su casa en busca de otra historia, esta vez verdadera. Historias fraguadas en otros contextos, en otros momentos, y de manera más parsimoniosa.

Al fin y al cabo la vida continuaba, con la misma frecuencia inalterable.

Y a todos los ingenuos que han leído esto, y se han visto reflejados, o han visto clara la historia: volved al mundo y despertad. No es lo que queréis leer, si no lo que está escrito. La pasión, la atracción, no es otra que la fuerza de gravedad, porque esto no es más que la descripción de una noche de lluvia, la historia ….de dos gotas de agua. Como bien decía el título.





besos de lagatija caldeados sobre una roca al sol!

lunes, 31 de marzo de 2008

Lunes de sol

Incluso la nieve más fría resplancede a la luz del sol.

lunes, 24 de marzo de 2008

Un día de invierno

El sol iba y venía, ignorando las ansias de calor, las cuales crecían a medida que el cálido verano se alejaba en el tiempo. Como un sueño inalcanzable, un sueño breve, imaginado tantas veces que parecía ya vivido.

Añorado recuerdo

de siestas al mediodía

sobre una piedra candente

bajo un sol dorado.

Los rayos que conseguían llegar al suelo brillaban cual estrellas en noche de invierno, (qué helada va a caer esta noche…).

Otro día más llegará la noche y se dormirá hundiéndose entre las mantas, intentado recuperar las calorías que no sabe generar por si solo. Con un gesto de felicidad; sabiendo que el esfuerzo de esperar merece la pena, que los días de invierno se irán igual que llegaron, que el sol siempre aparece por el este, al amanecer de sus despertares.

lunes, 17 de marzo de 2008

El principio del blog...

¿Alguien ha tenido ocasión de observar la sombra de una lagartija? Ya es raro encontrar una lagartija, mucho más aun que ésta no se dirija con gran agilidad y rapidez a un sito seguro, más raro todavía es observar su sombra…

Porque siempre hay un lado oculto, un lado oscuro… simplemente secreto. Quizás el sol no llegue allí ¿o si? quizas nuestros ojos nos impiden verla...

Lagartijas al sol: cúmulo de pensamientos flash, de frases célebres, inventadas o no, de críticas, de textos que dejé de escribir porque me decanté por las ciencias…párrafos encontrados o creados, burbujas de cerveza belga, carácter del vino español, rayos de sol y reflejos de luna… sabor a lluvia y olor a verano…textos optimistas y no tanto…Todo con un solo fin, el mismo fin por el cual las lagartijas toman el sol…y por el cual no se ve su sombra…